El director del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) dijo ayer que está preparado ante cualquier escenario que se defina en la reforma de la Ley 87-01, que determinará el destino final de esa institución, que ayer arribó a su 70 aniversario.Durante un acto celebrado con todos los empleados de la sede central, César Mella dijo que cumplió a cabalidad con el traspaso de sus 26 hospitales y policlínicas al Servicio Nacional de Salud (SNS), conforme lo ordenó la ley 123-15 que crea la Red Única Pública.

El funcionario aseguró a todos los empleados que serán premiados por su puntualidad y desempeño laboral, y les llamó a no sentir temor, pues sus derechos serán reconocidos.
Aunque el reputado psiquiatra ha dicho que no será el “sepulturero” del IDSS lo cierto es que de aprobarse la reforma tal y como está concebida, la entidad quedará disuelta en poco tiempo, al perder el control de la Administradora de Riesgos Laborales (ARL), las estancias infantiles y el Autoseguro que aún se encuentran bajo su jurisdicción.

Según el anteproyecto de ley que aún no se ha sometido al Congreso, los establecimientos y el personal profesional, técnico y administrativo de los servicios de salud que eran administrados por el IDSS serán incorporados progresivamente al Servicio Nacional de Salud, respetando los derechos adquiridos de los trabajadores, unificando las jornadas de trabajo preferiblemente en un solo establecimiento.

Asimismo, se ordena la creación del Instituto Nacional de Riesgos Laborales (INARIL), que tendrá a su cargo la administración y prestación de los servicios del Seguro de Riesgos Laborales, el cual asumirá los activos y pasivos de la Administradora de Riesgos Laborales del IDSS, en un plazo no mayor de 90 días contados a partir de la promulgación de la ley.

La nueva entidad pública contará con personería jurídica y patrimonio propio y estará adscrita al Ministerio de Trabajo, y tendrá a su cargo la administración y pago de las prestaciones del Seguro de Riesgos Laborales, la gestión de la red de Prestadoras de Servicios de Salud (PSS) contratada para la atención de afiliados por enfermedades y accidentes laborales, así como la promoción de la prevención y control de los riesgos laborales y otras funciones que le sean asignadas por su Consejo Directivo y aprobadas por el Consejo Nacional de la Seguridad Social.

Estancias pasarán al Inaipi

El proyecto de reforma también ordena que en un periodo no mayor de un año se complete el proceso de transición de la gestión de las estancias infantiles del IDSS al Instituto Nacional de Atención a la Primera Infancia (Inaipi), preservando los derechos de los trabajadores.

Mientras que, el Auto Seguro, así como la Dirección de Pensiones del IDSS pasarán, con sus respectivos activos y pasivos, a ser administrados por el Ministerio de Hacienda en un período no mayor de 90 días contados a partir de la promulgación de la presente ley.

Empleados pasarán a la ARS de SENASA

Para completar la reestructuración del IDSS, en un período no mayor de seis meses, contados a partir de la promulgación de la presente ley, los afiliados de la Administradora de Riesgos de Salud del actual IDSS serán transferidos al Seguro Nacional de Salud (ARS SENASA), preservando sus derechos adquiridos en el Seguro Familiar de Salud, y conservando su derecho de cambiarse de ARS al cumplir doce cotizaciones, de acuerdo con las disposiciones de la presente ley y sus normas complementarias, de acuerdo a lo que establece el artículo 90.